LA ESCUELA DE LOS NIÑOS FELICES

YAIZA NATALIA MARTÍN LOBATO

LA ESCUELA DE LOS NIÑOS FELICES

Te voy a confiar un secreto.

Hay una escuela

donde no se aprende a deletrear,

sino a cabalgar sobre ciervos.

Tampoco se aprende a mirar

fijamente a la pizarra con ojos soñolientos

sino a navegar sobre nubes.

No a medir las carreras con cronómetro

ni los saltos con cinta métrica,

sino a bailar sobre el alambre.

No se aprende a bajar la cabeza

ni a mirar de reojo al maestro,

sino a domar monstruos.

Tampoco a balbucear textos,

sino a reconocer huellas de hadas.

Y nada de que dos y dos son cuatro

y la hora tiene sesenta minutos,

sino a hacer magia y a soñar.

No a estar sentado

en las bellas mañanas de primavera

en un aula que huele a trapo de pizarra y a ropa sudada,

sino a oler como las flores.

No a pedir buenas notas

y a temblar cuando van a ser entregadas

sino a caminar sobre el agua.

Allí tampoco se aprende

que la luna empieza con “l”

estrella se escribe con “ll”

y que lobo tiene una “b”

sino a hablar el lenguaje de los animales.

No a estar sentado inmóvil

y con la boca cerrada,

sino a vivir en los árboles.

Y mucho menos

a empujar a los demás:

“¡Largo! Yo primero”.

Sino a consolar a las personas tristes.

¿Qué dónde está esa escuela?

En el Valle del Mirlo, tres kilómetros más allá

de Pentecostés. Se llama “La escuela de los Niños Felices”.

Su puerta está abierta de par en par. Vete allí.

Y si un día regresas,

cuéntales a tus maestros dónde estuviste.

Quizá comiencen a escucharte.

                                   Gudrun Pausewang

FICHA DEL POEMA

Autor: Gudrun Pausewang

Título: La escuela de los Niños Felices

Libro al que pertenece: “Un minuto para la reflexión”

Edición utilizada:

–          Título de la edición: “Gracias, maestros”

–          Autor: Juan Carlos López Rodríguez

–          Ciudad de la editorial: León

–          Año de edición: 2006

–          Páginas: 64

Notas sobre el autor y la obra: el libro “Gracias, maestros” es un extracto del libro “Un minuto para la reflexión”, de Juan Carlos López Rodríguez, en el que se recopilan poemas y reflexiones pedagógicas sobre el arte de ser maestro.

El texto en su contexto social: en este poema, Gudrun Pausewang fantasea con una escuela que no existe, una escuela en la que los niños son capaces de cambiar las normas, pero siempre con un buen fin.

Comentario personal: el motivo principal por el que he escogido este poema es porque la escuela que describe el autor se aleja mucho de las escuelas de hoy en día, de las escuelas en las que todos nos hemos criado. Además, mientras lo leo me permite imaginar las situaciones que Pausewang describe, lo que hace que entenderlo sea más fácil.

 

Quant a alumnespoesiaescola

Projecte poesia
Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s